Lecciones de Fútbol para Empresas

Lecciones de Fútbol para Empresas

En los últimos tiempos el mundo del fútbol ha servido para muchos artículos de gestión empresarial, especialmente para temas de marca personal o liderazgo. Sin embargo, hay un principio que suele escaparse para casi todos nosotros: el trabajo en equipo.

Del mismo modo que un jugador, por bueno que sea, no puede pretender jugar solo, el emprendedor tampoco debería intentar hacerlo todo por sí mismo o no apoyarse en otros profesionales que le ayuden a sacar adelante su proyecto. Lamentablemente, muchos de ellos incurren en este curioso error.

¿Quiere más pruebas de que el trabajo de la empresa se parece al de un equipo de fútbol? Aquí va nuestra teoría personal:

El portero sería el departamento técnico de nuestra empresa. Sin él, sencillamente no podríamos jugar, y nos colarían todos los goles habidos y por haber. Su labor es defensiva, al preocuparse porque el trabajo principal de la empresa o “core business” se realice de forma adecuada.

La defensa sería el departamento de administración, ya que apoya la labor del departamento técnico al igual que impide que los demás “nos marquen goles”. Del mismo modo que hay defensas que pueden llegar a ser ofensivos, si cuidamos bien la administración de nuestro negocio y entendemos bien su estructura de costes, esto por sí solo puede servirnos para destruir cualquier campaña de marketing de un competidor.

El centro del campo es el que debe “crear juego”, y donde realmente los entendidos dicen que “se hace el verdadero fútbol”. ¿No les suena demasiado parecido a la labor del departamento de marketing? Sin el diseño de políticas adecuadas enfocadas a las necesidades del cliente, sería realmente complicado competir en el entorno actual.

La delantera es nuestro equipo comercial. Al igual que los delanteros, nuestros vendedores asumen mucha de la presión que se pone sobre el equipo. Un puesto difícil pero muy gratificante. A pesar de que, a todos nos gustaría tener a verdaderos delanteros capaces de hacer todo por sí mismos, la verdad es que lo más práctico es ponérselo fácil para que metan goles continuamente mediante el uso de los recursos de todo el equipo.

Por último, el entrenador es el líder del equipo, alguien que tiene que estar continuamente preocupado por el bienestar de sus jugadores y en el que recae, en última instancia, la responsabilidad por los resultados.

Como podemos ver, la analogía es bastante clara. La verdadera enseñanza que se desgrana de ella es que el verdadero poder se produce en el equipo, muchísimo más que en la simple técnica o conocimiento individual. Realmente, aquellas empresas que conocen como crear sistemas adaptados a sus necesidades tienden a obtener mejores resultados

Jorge Ignacio Mata Arribas – Gerente de JMA Asesores

PD: Tienes total libertad para enlazar este artículo en los medios de difusión que desees, siempre y cuando mantengas su formato original, incluyendo la firma y datos de contacto de JMA Asesores. Las apropiaciones indebidas serán notificadas y perseguidas conforme dicta la legislación vigente en materia de propiedad intelectual.

Publicado en Autoayuda y Superación, Coaching y Formación, Emprendedores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Entradas recientes
Comentarios recientes
Sitios de interés