La Importancia de la Cultura en los Negocios

La Importancia de la Cultura en los Negocios

El entorno cultural es uno de los sesgos de la personalidad que más diferencias y problemas en la comunicación genera.

Y, a la vez, es uno de los puntos menos estudiados a la hora de relacionarnos con las personas pertenecientes a grupos o culturas diferentes al nuestro.

Esto es especialmente curioso en España, un país muy diverso en regiones de características diferentes y, en algunos casos, hasta peculiares. Porque, ¿es lo mismo hacer negocios con un andaluz que con un gallego? Por supuesto que no. Hay costumbres, protocolos e, incluso, palabras o acentos muy diferentes a los que hay que acostumbrarse para poder comunicarse de manera efectiva.

Como ven, no hace falta que nos vayamos hasta el Extremo Oriente para hablar de diferencias culturales, pues ya las tenemos en nuestro propio país. Por tanto, hay que entender muy bien el protocolo y las costumbres típicas de otras regiones o países a la hora de ir a hacer negocios con ellos. También a la hora de lanzar campañas y mensajes publicitarios.

Es famoso el caso de la multinacional Powergen destinada al mundo de la energía que eligió un nombre de dominio totalmente inadecuado para su delegación en Italia, quedando el resultado en powergenitalia.com. Recibieron una gran cantidad de visitas, aunque la mayor parte provenía de personas que creían que lo que la web comercializaba eran productos para solucionar la impotencia. Un público objetivo muy diferente al deseado por la compañía.

Hay que ser muy cuidadoso a la hora de introducirse en otros países. Al fin y al cabo, no es extraño hacernos entender con personas de otras regiones de España si intentamos dejar las palabras más “regionales” fuera de la conversación. Pero, en el caso de otras culturas la cosa puede complicarse aún más.

Piense en entornos culturales tan diferentes como pueden ser los países islámicos o los de Extremo Oriente. Son países donde el protocolo está marcado fuertemente por creencias culturales e, incluso religiosas. ¿Cree que es inteligente no informarse sobre las mismas, arriesgándose a ofender o, al menos, desconcertar a sus interlocutores? Probablemente no.

Si va a iniciar negociaciones con este tipo de culturas, asesórese e investigue sobre lo que puede hacerse y, sobre todo, lo que jamás debería hacerse. Incremente un poco su cultura teniendo conocimientos básicos sobre antropología o sociología. Le aseguro que le ayudarán en su misión. Sea cuidadoso también con la entrega de regalos y obsequios. Lo que para usted puede ser síntoma de buen gusto, puede ofender a otras culturas.

No obstante, tenga presente que muy probablemente, usted va a cometer algunos errores. No pasa nada, siempre y cuando no sean excesivamente graves (por eso hay que conocer los peores errores posibles). Muy probablemente sus interlocutores esperan que los cometa. No se obsesione con ello.

Como en casi todo, la experiencia y la práctica le ayudarán a mejorar en sus habilidades de protocolo con otras culturas. Si usted se ha convencido de la importancia de la investigación antes de entablar relaciones con otros países, ya cuenta con cierta ventaja respecto a la mayoría.

Jorge Ignacio Mata Arribas – Gerente de JM Asesores

PD: Tienes total libertad para enlazar este artículo en los medios de difusión que desees, siempre y cuando mantengas su formato original, incluyendo la firma y datos de contacto de JMA Asesores. Las apropiaciones indebidas serán notificadas y perseguidas conforme dicta la legislación vigente en materia de propiedad intelectual.

Publicado en Comercio Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Entradas recientes
Comentarios recientes
Sitios de interés