Carta a un joven emprendedor

Estimado joven emprendedor :

Antes de nada, quiero agradecerte tu cordial mensaje de hace algunos días felicitándome por el trabajo desarrollado en este humilde blog. Dices (por utilizar tus propias palabras) que sueles seguir mi actividad, que lees este blog siempre que puedes y que la información y consejos que doy en él te parecen muy acertados, pero que, después de intentar lanzar tu proyecto al mercado, notas que tus avances son muy lentos.

Hablas (no sin razón) de un entorno actual muy poco propicio para hacer negocios, que poca gente (incluidos familiares) te toma en serio y que sinceramente estás planteándote muy seriamente el dedicarte a otras cosas. Preocupado como estás por tu actual desorientación, me pides consejo para superar este difícil momento.

Tu mensaje desprende una pasión por tu actividad que, personalmente, me recuerda mucho a la mía en mis inicios. Es por ello que, he querido dedicarte esta entrada, pensando en que quizás te ayude no solo a ti, sino también a otras personas que, por alguna casualidad, lleguen a leer esta entrada.

Espero que me creas cuando te digo que no eres el único que atraviesa esta situación. Todos hemos cometido errores, especialmente en nuestra primera vez. Es el precio que uno tiene que pagar por la inexperiencia y por el aprendizaje. ¿Debes rendirte? En mi opinión, no. De hecho, y permíteme que te lo diga, creo que es lo peor que podrías hacer.

Me explicare. Incluso en estos difíciles momentos, puedes aprender algo. Los mejores emprendedores han nacido en épocas difíciles. Cualquiera puede serlo en una época de crecimiento. Todo lo que estás viviendo, no significa que seas un mal emprendedor ni que no valgas para ello. Más bien al contrario. Casi todos los grandes emprendedores cuentan con una larga lista de fracasos y desengaños a sus espaldas.

Por ello, el mejor consejo que puedo darte es que sigas adelante. Si crees que no lo estás haciendo bien o que necesitas un respiro, descansa, recapacita y vuelve más preparado que antes al mercado (y esto puede incluir pasar por empresas como empleado aunque quieras ser emprendedor). Tu aprendizaje es clave e, incluso en el fracaso, lo que decidas aprender marcará toda la diferencia en tu vida.

No quiero despedirme sin compartir contigo este vídeo de motivación. La gente suele ir al cine y ver películas y quedarse con lo superfluo y no captar el mensaje que muchas películas nos aportan. Esta en particular contiene uno de mis mensajes favoritos. Te deseo la mayor de las suertes y, cuenta conmigo para todo en lo que pueda serte de alguna utilidad.

Imagen de previsualización de YouTube

Un saludo,

Jorge Ignacio Mata Arribas – Gerente de JMA Asesores

Etiquetas: ,
Publicado en Emprendedores
2 Comentarios » for Carta a un joven emprendedor
  1. María Noel Tinaglini dice:

    Recalco la calidéz de la respuesta.
    En estos tiempos, cuando uno comienza un emprendimiento, parece estar rodeado de frialdad, competencia, y demás.
    Son sumamente necesarias las palabras de aliento porque ayudan a continuar el camino soñado, tal vez con una pulgada más de tranquilidad y confianza.
    Saludos,
    María Noel

    • Admin dice:

      Muchas gracias María por tu comentario.

      Realmente los comienzos siempre son duros. Mucho más en esta época donde lo más común es la competencia despiadada y caníbal entre empresas. No obstante, hay que avanzar sin detenerse luchando “pulgada a pulgada” como dice el vídeo.

      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Entradas recientes
Comentarios recientes
Sitios de interés